An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy234
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal908
mod_vvisit_counterMensual12653
mod_vvisit_counterTodos2099915

DESDE MI BALCÓN NATALINO: LOS CHAQUETAS ROJAS, YA ESTÁN AQUÍ

Escribe: Ramón Arriagada 

 

 

Cuando un movimiento social o político quiere tener vigencia en el tiempo, debe preocuparse  junto al factor que  los reúne y aglutina,  destacar liderazgos carismáticos y  mística para ser creíbles.

 

Si a lo  anterior  agregamos símbolos identificatorios exteriores:   banderas, himnos y la exaltación de tradiciones del colectivo,  llegaremos a la convicción que  cualquier utopía es realizable. 

 

 

 

 

 

 

 

Chile entero, hoy está pendiente  si la  derecha política con  un Presidente de la República,  será capaz de gobernar  y salir airosa para,  al cumplirse cuatro años, el impulso “generoso”,  alargue el mandato de dicho conglomerado.

 

Los partidos de la Alianza, han presenciado sorprendidos como se ha establecido un gobierno alejado de los partidos que la conforman. A nivel regional el  presidente de la UDI, ha reconocido que el cielo se les  está cayendo sobre sus cabezas.  Balich, está esperanzado  que la Intendente  se deslizará desde su, hasta el momento, desperfilado compromiso social hacia una actitud más militante.

 

Al presidente regional de la UDI, le dan explicaciones que no explican y tuvo que viajar a la capital, porque le estaban  según él “pasando la máquina”.  Sobre todo en cuanto a pegas para militantes  espartanos, que dieron la cara;  hoy, al parecer, basta colocarse una  chaqueta roja con los  blasones piñeristas, salir a abrazar al bajo pueblo y cometer algunos errores para aprender a gobernar.

 

Licencias que son posibles al no existir oposición organizada,  y porque no sabemos  hasta cuando deberemos agradecer a quienes gracias a un relámpago de su cerebro, abandonaron el área privada, para llegar desinteresadamente a cumplir labores en el despreciado aparato estatal.

 

En esta comedia de equivocaciones de nuestra política nacional,  personeros de la UDI, como el senador Longueira a nivel nacional,  y Jorge Balic a nivel regional han  notificado  ¡Se acabó el aprendizaje!.  Alusión directa a los del nuevo referente, aquellos de la roja indumentaria.

 

Viendo la experiencia de la Concertación, un  sagaz dirigente aliancista, espera no se cometan los  mismos errores, ante un pueblo que  mira, pero que también castiga.  Esperanzado, afirma,  que felizmente  un rayo nunca  cae dos veces en el mismo lugar.