An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy811
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4317
mod_vvisit_counterMensual16062
mod_vvisit_counterTodos2103324

DESDE MI BALCON NATALINO: NUESTROS YA GASTADOS TROVADORES

ESCRIBE: Ramón Arriagada

 

Los teóricos del tiempo libre, repiten a quien les quiera escuchar que,   las horas de ocio son más difíciles de sobrellevar que las horas de trabajo. El largo fin de semana fue para corroborar la sentencia.

 

El feriado no estuvo para actividades al aire libre en nuestra región. Los quinchos fueron los altares familiares para celebrar el Bicentenario.  La televisión mostró programas alusivos a la fecha, algunos de dudosa anticipación a lo magno de la efeméride; evidenciaban muchos “guateos” en su realización. ¿No le dio a usted esa impresión con el programa “estrella” desde el  Estadio Nacional?  

 

Quienes tuvimos acceso  por la televisión abierta argentina a la celebración del Bicentenario de ellos y al espectáculo masivo de la 9 de Julio, debemos reconocer  la absoluta falta de renovación en el ambiente de nuestros cantores y músicos. 

 

Me imagino que la idea era mostrar saludando a la Patria, mensajeros y cancioneros nuevos. Es triste constatar que en los veinte años del concertacionismo el árbol no generó renovales. Las llamadas fuerzas progresistas estaban gobernando y cantando  un acomodaticio  “no nos moverán”.  Los trovadores de la cultura de izquierda están tan afónicos y gastados como los que le cantaban al dictador.  En tiempos de musas y masas cebolleras  ¡ Viva Américo!.

 

 

En Puerto Natales, un joven creador cultural me pide lo ayude, porque para el Centenario de la ciudad, el próximo año, tiene  una “iniciativa cultural” que hará vibrar y remecer hasta las rocas del Dorotea.  ¡Oh! decepción entre los artistas chilenos también hay pillines, tarambanas y embaucadores.  Constaté que el Concejo Nacional de la Cultura de Chile, tiene su “Peneca Verde” y su propio, en este caso,  “Boletín Cultural”.  Lo constato al revisar las bases para concursar a platas del Estado.

 

A la fecha hay 1.504  gestores culturales en calidad de     “Inhabilitados” en todo Chile para postular.  En la larga nómina aparecen  personas naturales, corporaciones culturales hasta municipalidades (20), que seguramente no han dado cuenta de las lucas ni de las obras financiadas. A  los gestores pillines, se agregan asesores y consultores contratados  por el Concejo, un total de 738 individuos, también en el “Peneca Cultural”.

 

Lección aprendida; los cuenteros no cambian, se especializan.