An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy234
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal908
mod_vvisit_counterMensual12653
mod_vvisit_counterTodos2099915

DESDE MI BALCON NATALINO: ENTRE VERDADES, MENTIRAS Y SILENCIOS

 

Escribe: Ramón Arriagada (Sociólogo)

 

 Las mentiras  pueden ser provechosas o dañinas, depende si benefician al mentiroso sin perjudicar a otro, o bien, son causantes de daño.  El grado de condena que tienen cada una de ellas es  diverso;  las provechosas ( la jactancia, el arribismo, el aparentar lo que no se es)  no pasa de ser un pecado venial.  

 Las dañinas en nuestra cultura  judaico- cristiana, son consideradas un  pecado grave.  Las más expuestas a la sanción, son las declaraciones de algunos actores políticos que emiten opiniones contrarias a su convicción intelectual. Pero, si hasta en los templos se miente; famosa  es la  ambigüedad  jesuita, que llama a las mentiras pequeñas “economía de la verdad”

 

En definitiva la verdad se  puede corromper con una mentira, pero también con el silencio.

 

El Presidente Piñera, corrompe la verdad cuando dice que después del salvataje de los mineros, este es otro país,  que en Chile  hemos comprendido aquello de ser

“la copia feliz del Edén”.  Coincidente y extrañamente el Senador Camilo Escalona argumenta… “Ser una oposición irreductible, que en toda circunstancia y lugar está en contra, es una camino absurdo para la Concertación”.  Son muestras de determinismo social; no coincidente con la  realidad económica de un país con una de las peores distribuciones del ingreso en el mundo, donde hay muchos conflictos sociales acallados.

 

 

 Los involucrados en el conflicto de  ENAP,  guardan silencio,  respecto de los tecnócratas concertacionistas, que llevaron a esa empresa  a convertirse en una gran refinería, cuya regulación  en producción e importación de combustibles, estuvo en manos del Grupo Angelini, dueños de Copec.

 

                             Viene a Magallanes el parlamentario más recalcitrante de la derecha política, el diputado Iván Moreira, para confidenciar que le gustaría ser Senador por la Región;  se restaría gustoso  si en esa misma pretensión estuviera también el diputado Marinovic; no hay referencia al actual Senador Bianchi. Todos esperamos una opinión de los involucrados; el silencio de ambos atenta contra su  credibilidad.

 

El Seremi de Agricultura, de cuya fidelidad y lealtad por la causa natalina creíamos ciegamente, porque  sufrió con nosotros el aislamiento de los magallánicos olvidados;  abandona su convicción  y emite un edicto, dejándonos sin matadero.  Conducta incompresible, como  la del Alcalde Paredes,  que carente de argumentos de primer ciudadano de la urbe,  con su silencio inexplicable,   lleva el conflicto del faenamiento de carnes a un  punto de no retorno.

 

Sabemos que la vanidad humana  dota

 A los hombres de corazas protectoras. No podemos ir por la vida como tortugas sin caparazón.  Cada personaje público se cree dueño de la verdad, ignoran que- citando a Bacón- la verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.