An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy232
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal906
mod_vvisit_counterMensual12651
mod_vvisit_counterTodos2099913

DESDE MI BALCON NATALINO: ESE GAS QUE NOS AFIXIA Y NOS DIVIDE

Escribe: Ramón Arriagada

 

Esta semana podría haber  escrito sobre  los desalentadores resultados que dejan los puntajes del PSU.  Como en materia de ingresos económicos, se repite el abismo,  que nos obliga a pensar,   si las políticas gubernamentales  nos están entregando crecimiento o desarrollo.  Una ratificación, el crecimiento reduce la pobreza, pero no la brecha entre ricos y pobres.  

Cuando la ciudadanía en la  Región  ha reaccionado frente a la  subida del gas,  no puedo sustraerme a contribuir en el debate.  Una vez más, el centralismo ha impuesto sus criterios.  Me recuerda los días de la privatización de la empresa sanitaria regional ( Esmag) en tiempos concertacionistas.  El gobierno de  turno,  tradicionalmente, ha  sacado toda su artillería propagandista y termina por neutralizar a la gran masa desinformada de ciudadanos.  Para hacer más bulliciosa y desorientadora la fanfarria, siempre  habrá  personajes afines a los gobernantes, que posarán lastimeramente de no estar de acuerdo con  la medida oficial.

 

Por el camino polvoroso de confundir a los desapercibidos ciudadanos, la  Intendenta habla de aprovechamiento político, pues  la medida no está dirigida  al consumo domiciliario,  es decir,  no habrá alzas para quienes consuman menos de los mil metros cúbicos al mes.  En buen vecino,  observa sus boletas y en los meses de invierno,  se da cuenta que no pasa de los  quinientos metros cúbicos de consumo.

 

  La señora Vilicic, como Intendente subrogante,  se ufana en declarar,   “la valentía  que tuvo el gobierno para correr con los costos políticos de esta medida”,  concluye que los precios del gas en Magallanes están claramente muy desajustados de los valores de mercado.  En tanto, el economista  José Vera Giusti,  argumenta lo necesario del rol subsidiario del Estado, como ente regulador que evita las múltiples imperfecciones del mercado, cuando medidas, como ésta del gas,  afectan indebidamente el bienestar de las personas. 

 

 

 

Para mí,  cronista marginal del quehacer magallánico,  las dos concepciones ideológicas  expuestas, es decir, la del bando gobernante y la del economista,  debieran ser las ordenadoras de los combatientes regionales en el futuro. Por una  parte el integrismo  económico, incapaz de entender la esencia y decencia del país de los chilenos olvidados.  Del otro lado,  quienes proclaman a Chile libre de la dictadura del centralismo,  un Estado- Nación , respetuoso de sus minorías tanto raciales como territoriales.