An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy807
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4313
mod_vvisit_counterMensual16058
mod_vvisit_counterTodos2103320

DESDE MI BALCON NATALINO“LA PRIMAVERA DE MAGALLANES”

Escribe: Ramón Arriagada

 

 

                           El instinto de preservación de una sociedad, como la magallánica, se ha visto reflejado en estos días.  Ha quedado de manifiesto, que el gas es un  componente importante,  para  nuestra sobrevivencia como grupo social.  El Obispo Bastres,  se ha acercado  a una definición comprensible, al decir que  el gas es para el cuerpo social magallánico, como el oxígeno que respiramos individualmente. Un sacerdote natalino ha sido más enfático, al  encuadrar las manifestaciones ciudadanas, como una cuestión  íntimamente ligada a los derechos humanos.

Lo concreto que a esta altura de la disputa, nadie se atreve aseverar, cual será el desenlace de esto que podríamos  considerar como un conflicto social.  Se hace evidente a cualquier análisis, que luego  de superadas estas instancias difíciles para nuestro cuerpo social,  las relaciones entre nosotros y con respecto al resto de la sociedad chilena, no serán las mismas.

 

Dudo sí, que ésta sea una mera coyuntura,  respecto de la cual sólo  existirá en el futuro una crítica política menuda, cotidiana,  de comentarios anecdóticos. Preveo una crisis de nuestra sociedad, cuyas ideas y contenidos, han alcanzado una madurez que tienden a prolongarse en el tiempo;  es posible sea  el despertar  para hacer realidad, ya,  la autodeterminación administrativa de la Región. 

 

Son muchas las fuerzas que impiden a  los gestores regionales, seguir aprisionados a los dictados del centralismo.  Es el deseo  íntimo de cada cual, de cumplir  un papel protagónico  en la construcción de  un Estado- Nación.  No seguir aceptando el liberalismo económico como ideología de los últimos treinta años, causante  de la limitación del poder estatal.

 

Provechosa  instancia la que nos ha tocado vivir.  El poder central, no  aceptará ni el más leve asomo de autonomía administrativa.  A la clase política chilena, a la fronda aristocrática, a la dictadura transversal del centralismo, no le gusta,  no  quiere aceptar, que este país ya  está maduro para acoger la autonomía regional como forma de gobierno.  Vaya usted a Concepción y constatará, como a raíz de la indolencia del centralismo, los problemas del sismo no se han resuelto.  Creo que  Bío- Bío, por vigor y fuerza constructiva, será la Región que  siga  a Magallanes.

 

 

Se ha fijado usted,  de cómo la  atmósfera que se ha dado, por estos días  en Magallanes, gira  alrededor de lo ocasional.  La gente en la calle aparece feliz, creativa, generando iniciativas que no serían posible partieran desde anquilosadas estructuras políticas.  ¿Por qué no bautizar este sentir colectivo como  “ La  Primavera de Magallanes”?.