An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy790
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4296
mod_vvisit_counterMensual16041
mod_vvisit_counterTodos2103303

DESDE MI BALCON NATALINO:EL MÉDICO A PALOS

Escribe:     Ramón Arriagada ( sociólogo)

Perdonen. Al querer escribir este artículo, pensé en su título;  el que han leído,  no es de mi ocurrencia: es de una obra de teatro de Moliére, inolvidable para mí,  pues participé en su montaje en la secundaria. Recuerdo que el autor, la escribió para satirizar  a la medicina de su época, el siglo XVII.

 

Lo cierto es que en el conflicto de la Universidad de  Magallanes sobre la futura Escuela de  Medicina en Punta Arenas, todos se esmeran por dar palos de ciego.  El capítulo local de la orden médica, dice que no está el horno para bollos, que la preparación de los futuros facultativos será deficiente  si pretenden llamarlos a ellos como docentes.  No conozco,

 a nivel  país,  una oposición  corporativa tan  inflexible  a la futura carrera, pese a que en Chile, las Escuelas de Medicina han proliferado como Escuelas de Conductores. Ya van 34.

 

Un estudiante que participa en la toma de la UMAG, iniciada justo un fin de semana largo,  en oposición a la nueva  carrera, declara… “la universidad lo hace para ganar más plata y prestigio”,  pese a estar en una profunda bancarrota y a costa de las otras carreras  franciscanamente pobres, concluye.  Echo de menos el planteamiento, sobre el tema, de los profesores de esa casa de estudios superiores,  válido en estas circunstancias, por ser sólo ellos,  los llamados a pronunciarse en  estos temas docentes tan específicos. 

 

Los magallánicos, hemos postergado otras necesidades y estamos entregando a las futuras generaciones, establecimientos hospitalarios  con comodidades y avances tecnológicos impensados.  Nos faltan médicos comprometidos con nuestra realidad.  Hay que formarlos aquí.

 

Apelo a un antecedente histórico. En los cien años de vida de Puerto Natales tan sólo cuatro médicos han optado  por quedarse  con nosotros.

La mayoría,  son profesionales que siempre estarán en Natales, con las maletas detrás de la puerta. 

 

Un centro de atención de salud de la Municipalidad se quedó sin profesionales médicos esta semana.  Nuestro pobrísimo sistema de salud, colapsó en estos días de  ataque inclemente de fríos y virus.  Un médico residente escribe al diario, reclamando,  porque son muchos los natalinos que optan por un sistema alternativo para su mejoría. Sin contar, aquellos que parten a Rio Turbio a buscar medicina sin fronteras.