An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy234
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal908
mod_vvisit_counterMensual12653
mod_vvisit_counterTodos2099915

DESDE MI BALCON NATALINO:NUESTRO DESCONOCIDO CINTURON DE FUEGO

Escribe: Ramón Arriagada

Nuestra ignorancia sobre la actividad  volcánica de la Patagonia es supina.

Recién a raíz de los  movimientos sísmicos han comenzado a sonar nombres como  Burney, Reclus, Lautaro  y Aguilera;  todos volcanes  con los cuales vamos a tener que familiarizarnos. En el caso del Burney – en estos días – alguien ubicó una foto y le dibujó una columna de humo, según  el autor, observable desde Puerto Natales.

La fumarola chanta es testimonio,  pronosticaba el plagiario, de actividad volcánica en los días del temblor.

Si todos supiéramos,  donde está ubicado el volcán  Burney y lo esquivo que es en cuanto a  avistamientos,  no habría cundido como cierta la probabilidad de sus erupciones.  Cuando caprichosamente se deja ver, desde  el mirador de la Avenida Santiago Bueras,  da la impresión de estar  frente a una montaña mágica y enigmática.

El Burney, tiene en sus faldeos un gran ventisquero, desde donde bajaba todas las primaveras un gran y furioso toro  albino,  que no dejaba escapar vaca  en su afán de cubrirlas.  Al término de su tarea de semental, se tornaba manso  y en su lomo jugaban los niños del lugar. Estas mentiras- verdaderas las cuenta a quien quiera escucharlas, con respeto,  Alberto Caro.  Este legendario navegante,   junto a su familia,  fueron habitantes de Ancón sin Salida – en las faldas del Burney- por más de treinta años.

El resto de los volcanes, integrantes de este cordón de fuego de la Patagonia, a saber, Reclus, Lautaro y Aguilera están ubicados  en el Campo de Hielo Sur.  En el caso del Volcán Lautaro recibe visitas provenientes de la localidad argentina de Chaltén.

No es secreto para nadie,  que empresas argentinas de  “trekking”, venden caminatas en el campo de hielo sur en la zona,   cuya demarcación está pendiente desde  el monte Fitz Roy y el Cerro Daudet.  En tanto,  el Reclus es el gran sospechoso de los últimos movimientos telúricos en  Puerto Natales

Aprovechando la coyuntura,  el departamento de Geofísica de la Universidad de Magallanes, quiere llegar  al volcán Reclus.  Rescatar antes que vengan los deshielos, muestras  superficiales de hielos y nieve, para detectar restos de cenizas.

Son las contradicciones de  la ciencia. Mientras una gran potencia,  gasta millones de dólares para deleitarnos con paisajes marcianos, en la tierra aún hay territorios desconocidos para sus científicos