An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy234
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal908
mod_vvisit_counterMensual12653
mod_vvisit_counterTodos2099915

DESDE MI BALCÓN NATALINO: “A CADA SOLUCIÓN UN PROBLEMA”

Escribe :Ramón Arriagada

Hemos despedido el año sin comprender la ortodoxia del equipo económico del gobierno del Presidente Piñera. Es increíble que personeros provenientes de la banca, dirección de empresas y mercado de capitales, estén mostrando tan poca flexibilidad en sus políticas de hacienda y economía. El exceso de gasto público, el poco interés por el ahorro y su actitud frente al mercado cambiario, están llevando a los sectores productivos y fundamentalmente, a aquéllos relacionados con el turismo y las Pymes exportadoras a situaciones insostenibles en el tiempo.

Las navieras, a partir de enero aumentarán los costos de flete en el traslado de contenedores del tipo “reefers” o refrigerados en sus viajes a Europa, en un 30%. Muchas Pymes exportadoras de frutas, ya alcanzadas por el bajo precio del dólar y los costos internos han declarado que se verán obligadas a abastecer de frutas al mercado nacional.

Buena noticia al iniciar el año para los habitantes de zonas extremas, que al fin conoceremos las cualidades de nuestras frutas de exportación. Malas noticias para nuestros exportadores de carnes, salmones y productos del mar, carga que debe viajar en estos contenedores refrigerados. Representantes de los exportadores acusan a las grandes navieras que, a costa de los usuarios, pretenden reponerse de los malos resultados financieros de los últimos años. Muestran las cifras de la Sudamericana de Vapores que en su ejercicio financiero del 2011 reportó pérdidas por US$867 millones.

El año que llega será de contrastes pues, de no haber nuevas orientaciones monetarias, seguiremos con nuestros bonos económicos a la baja.

No obstante, quienes sí verán subir sus bonos serán los protagonistas habituales de nuestra actividad política. Enfrentamos un año de elecciones, por tanto, de pasarelas, exhibicionismos y protagonismos.

Camilo Escalona, ha sido muy franco al testimoniar que “a mí me angustia esta ‘candidatitis’ que existe ahora, en que todas las personas se proclaman candidatos, se miran al espejo y se dicen ‘soy bonito, tengo pinta de candidato’ y luego llaman a conferencia de prensa y se proclaman”.

“¡Fíjate que todos quieren ser senadores!”, me confidencia un amigo biólogo, que siempre hace consideraciones inusuales. “Estos sí que son producto del espermio más rápido”, concluye con cierta sorna. El turismo electoral comienza a invadir regiones como Bío Bío. Ello porque es diferente ser senador en representación de 300 mil electores, a otros que lo son de veinte mil. “Afuerinos”, les llaman en Concepción y por estos días, se les ve, generando lazos afectivos con los penquistas. A Magallanes, se hace difícil su llegada, será otra de las garantías de nuestro aislamiento.