An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy790
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4296
mod_vvisit_counterMensual16041
mod_vvisit_counterTodos2103303

DESDE MI BALCON NATALINO: OTRA VEZ LA CLASE MEDIA

Escribe: Ramón Arriagada

Da la  impresión que la anunciada desaceleración de la economía en Chile, ha  traído como consecuencia que los consumidores, sean más fijados y  cautos.  Hoy,  sería imposible la conducta observada desde el 2004 en adelante, respecto al financiamiento de estudios en la educación superior;  cuando  nadie reparó,  que esta sentida aspiración de educar a un hijo, iba a ser administrada  comercialmente por los bancos,  industria  inspirada en el lucro.

En la sufrida clase media chilena, el ascenso social sólo es posible,  a través de la Educación.  Es el legado y designio de “la única herencia digna de dejar a los hijos”. Nuestros padres hacían mención a ello, claro que en tiempos en que todos los niveles de educación, eran gratuitos. 

Nuestra clase media, la vemos hoy vapuleada por las deudas en educación; fue seducida y a veces violada sistemáticamente  por las instituciones bancarias.  Sorprende que haya sido  gobierno concertacionista (Lagos),  el  inventor junto con la banca,  del financiamiento mefistofélico de los estudios universitarios; como el  hoy  desprestigiado CAE  y los especulativos créditos Corfo.

Eran años de abundancia crediticia, donde la inconsciencia  e  irresponsabilidad,  nos hacían creernos emprendedores en todas las instancias de nuestras vidas.  En este río revuelto los bancos,  crearon sus propios productos crediticios, para la educación superior.  Los más audaces generaron alianzas con universidades privadas, ofreciendo dichos créditos con tasas  “espectaculares”.  Fue el producto bancario estrella de los años siguientes.

Las motivaciones y el por qué los padres de Chile han sido solidarios con las marchas, reclamando el fin del lucro en la educación, hoy se hacen evidentes.  Para tener acceso  al 2%,  un favorecido del CAE (Crédito con Aval del Estado) debe mostrar una ficha social  llena de calamidades;  los engañados con el crédito Corfo, lograron su acceso al 2% después de organizarse  como “Agrupación de Estudiantes Estafados”;  pero nadie hace referencia a aquellos, víctimas de la publicidad envolvente de los bancos,  y que hoy,  están pagando un crédito de estudios con las tasas de un crédito de consumo.  Son quienes  jamás serán acreedores al 2%.

Esa es pura clase media ascendente, sujetas a arribismos y convencionalismos que les impiden organizarse.  Era a ellos, que estaba dirigida la publicidad embriagante e ilusoria de los bancos. Para ellos, no hubo referencia,  ayer,  en el mensaje presidencial.