An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy801
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4307
mod_vvisit_counterMensual16052
mod_vvisit_counterTodos2103314

DESDE MI BALCON NATALINO: PAINE, NO TE VENDAS

Escribe: Ramón Arriagada

Un error al salir de Bariloche a la carretera principal para continuar mi viaje hacia el sur, hacia la Patagonia Profunda,  me  hizo tomar conciencia de lo que no se debe hacer en nombre del turismo.

Mirado desde lo alto, Bariloche, me  hizo recordar los episodios relacionados con los primeros visitantes, aquellos que escucharon en la profundidad de sus bosques a orillas del apacible lago Nahuel-huapi, el quehacer bullicioso de los habitantes de la  Ciudad de los  Césares.  Aquellos que el cura Mascardi en 1669 pretendía evangelizar. 

Al bajar al plano de la ciudad y observar  la  urbanización  y la utilidad que el hombre le ha dado, buscando la satisfacción de sus necesidades, llegas a la conclusión  que aquellas tierras bendecidas por el Hacedor, no merecían la presencia envilecedora  de quienes hoy las visitan.  El turismo en Bariloche, ha traído  a los hoteles de su casco principal a bandadas de  jovencitos que embriagados, celebran en fin del período escolar;  dando  muestras evidentes,  que jamás llegaron al lugar,  para observar la naturaleza en su máximo esplendor.

Esa mañana de noviembre,  saliendo equivocadamente de Bariloche, a pocas cuadras del centro neurálgico en  donde funcionan las industrias sin chimeneas del turismo;  la constatación de estar frente a los barrios miserias, los monumentos no considerados en los trípticos  promocionales, ahí  está  la pobreza dura de la marginalidad.   Son los mismos pobladores que hace unos pocos meses,  supieron de saqueos a supermercados,  en una asonada que llenó de vergüenza al destino estrella  del turismo argentino.

La semana pasada llegó la noticia del  quinto lugar de nuestro Parque Nacional Torres del Paine en un suplemento del  National  Geographic;  elegido  entre los  cien lugares más lindos a visitar en la superficie terrestre.  “ The  world´s most beautiful places” se llama  la publicación y tiene un tiraje  de 415 mil ejemplares  de distribución mundial,  eligió para su portada precisamente a nuestro monumento natural.

Extrapolando esta grata noticia de un valor incalculable en la promoción de nuestro Parque,  con mis  vivencias – saliendo de Bariloche hace dos años-  me es incomprensible que existan personas y personajes que esperan  alguna  “ventajita”  en  terrenos cercanos  a tan majestuoso  paisaje, para según sus engoladas y altruistas explicaciones, poblarlo para entregar un buen servicio al  viajero.

A ese mismo visitante,   que viene al  Parque Nacional Torres del Payne,  por ser este un lugar donde aún no hay paisajes intervenidos por el hombre.

 

@arriagadamoncho