An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy600
mod_vvisit_counterAyer746
mod_vvisit_counterSemanal3449
mod_vvisit_counterMensual15194
mod_vvisit_counterTodos2102456

DESDE MI BALCON NATALINO: BRASIL Y SU PARTIDO DECISIVO CONTRA LA CORRUPCION

Escribe: Ramón Arriagada

La posibilidad  que algo extraño sucedía en Brasil  en  el  torneo que muchos han bautizado como la “Copa de las Manifestaciones”,  sucedió el día de la ceremonia de inauguración, cuando un turbado dirigente FIFA, pedía respeto del público asistente que se desternillaba pifiándolo.

Irracional, un público que abarrotaba un estadio de fútbol protestando contra su organización. Los relatores  chilenos titubeaban, y nos hacían llegar lo embarazoso del momento;  la televisión volvía las cámaras hacia algunos letreros improvisados, hechos en papelógrafos, uno de ellos decía “La corrupción también es vandalismo”; admirable la frialdad de la presidenta Dilma Roussef, quien mira de reojo a un lloroso y maquiavélico fifa, le quita el micrófono y con voz firme grita dramáticamente al recinto  que “el  torneo se da por inaugurado”.

 

Rápidamente quienes nos preocupamos por los comportamientos colectivos, vamos buscando algunas explicaciones. Los movimientos sociales en  Egipto, Brasil, Chile, Magallanes Aisén o Freirina  son  democratizadores, se dan en sociedades que han avanzado significativamente o están en condiciones de avanzar; es la dinámica natural cuando se rompe el inmovilismo, político, económico y social.   Y lo más importante, se manifiestan no por lo que han perdido, si no por lo que aún no se les ha dado, o no del todo.

Leo los correo de mis amigos chilenos en Brasil.  “Nadie les prohibió protestar, este es una país sin censuras”, dicen refiriéndose  a la olla de presión que han visto explotar por las calles de todas las ciudades.  “No son apolíticos quienes marchan,  es post político, están a favor de una democracia más real y de todos”.

Nuestros amigos, creyeron que se venía una asonada violentista cuando en los primeros días  hubo tomas violentas del Senado y la Cancillería.  Pero  el colectivo social aisló al violentismo.  Los participantes no han olvidado que la democracia es un vaso de cristal “en manos , a veces, de los que ignoran su propia fragilidad”.   Los  enemigos son los gobernantes y su tentación por la corrupción, son los monstruos que han aflorado en esta destapada brasileña.

La corrupción el fantasma que recorre el mundo.  Al corrupto lo ha develado en su real dimensión el Papa  Francisco en un libro exitoso que ya se lee en toda Italia. Para el bronce algunas frases :    “El corrupto no tiene esperanza, el pecador espera perdón”,  “El corruptor tiene cara de yo no fui”,  “El corrupto se siente ganador” y la mejor “El corrupto no conoce la amistad si no la complicidad”.