An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy807
mod_vvisit_counterAyer657
mod_vvisit_counterSemanal4313
mod_vvisit_counterMensual16058
mod_vvisit_counterTodos2103320

DESDE MI BALCON NATALINO: TIEMPOS DE REFLEXIONES Y CONFUSIONES

Escribe: Ramón Arriagada

La nebulosa de la actividad política es como una polvareda que enceguece, pero  no faltan los hiperventilados;   no esperan que pase la revoltura de las  últimas elecciones,  para  poder emitir opiniones con la mente  despejada y con visibilidad ilimitada.

Que hay una contradicción vital en los chilenos es evidente.  El mejor discurso es apelar al manido desprestigio de quienes se dedican a la actividad política. En twitter un candidato  independiente,  de los del norte,  buscando notoriedad ha publicado un ranking de los ingresos de los senadores, que van  a constantes reelecciones, argumentando ser imprescindibles.  Un Senador con 24 años, es decir, tres períodos de ocho años de servicio público, según el arriesgado estadístico, ha logrado  ingresos  ascendentes a los 5 mil  seiscientos millones de pesos,  o sea,   11 millones de dólares.

Dentro de las inconsecuencias,  personeros santiaguinos, eligen distritos en regiones, aplicando la política ya asumida  del gallinero.  En estos de los distritos parece haber primera , segunda y tercera división.  Allamand, Kast, Salaquett, Ossandon  son  de primera selección, son cruzados autodesignados  para impedir el doblaje de la “New Concert”.   Moreira de la Udi proletaria y popular  lo mandaron con sus rabietas  lejos de Santiago, a los potreros.  Las fortificaciones  provincianas  resisten   al turismo político.  Escalona e Insulza,  considerados  decisivos por la propia candidata Bachelet,  al parecer  postularán pero no convencerán.

La  candidata presidencial, declara que jamás ha salido de sus labios el concepto de Asamblea Constituyente, que la Constitución  se puede modificar, sin salirse de los cauces fijados.  Es posible que este consejo se lo haya dado  Eugenio  Tironi, profesional que si hubiese Colegio de Sociólogos y Comisión de Etica, habría que acusarlo de  ejercicio ilegal de la profesión.

Pero pese a todo, ahí está el pueblo esperanzado en quienes puedan darle las posibilidades de seguir progresando,  hacia una sociedad más justa y democrática.  Para justificar los tres millones de voluntades que concurrieron a votar,  algunos lo han atribuido al ritualismo del chileno,  sin ambiciones elevadas siempre van a lo seguro.  Eso explicaría  el fenómeno Bachelet, su carisma  y adhesión  ciudadana transversal,  captó votación de todos los sectores que se sienten bien con su matriarcado.

 

“La Presidenta llegó muy empoderada. Más que antes. Y será ella, a pesar de los nombres que conformen cualquier equipo, quien determine qué se haga o no”. Sentencia uno de sus colaboradores directos.