An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy234
mod_vvisit_counterAyer674
mod_vvisit_counterSemanal908
mod_vvisit_counterMensual12653
mod_vvisit_counterTodos2099915

DESDE MI BALCON NATALINO: LOS ESPEJISMOS DE LA EDUCACIÓN

Escribe: Ramón Arriagada

      

 

 

 

 

 El país dice estar  preocupado de la educación de las nuevas generaciones. Al menos eso percibo al leer  diarios y escuchar en radio y televisión  las  más diversas opiniones.  La prueba Simce fue como un golpe violento al avispero y a la vergüenza social.

 

 

 

        Recién hemos caído en la cuenta que en Chile hay varias instituciones que no son democráticas. Entre ellas la salud y la educación. Hay un tipo  de educación que está predestinada a quienes serán los líderes del  progreso del país,  la élite intelectual y política; a sus aulas serán pocos los escogidos para ingresar.

 

El resto,  la parte más numerosa, será rebaño,  será masa amorfa, sólo encontrará trabajo en la administración pública y en las Pymes. La llamarán clase media en ascenso, ya ni siquiera proletariado, pues como estamos llegando en ingresos a parecernos a Portugal, sus componentes practicarán  el hábito del “no me vayan a confundir”.  Son los frutos  de un sistema social perverso que exacerbó el individualismo y destruyó las redes sociales y solidarias.

 

  Algunos  aplauden resultados y subiditas de puntos.  Al comentar los buenos resultados, lo primero que desmienten es haberse preparado para tan magno evento, cuando en la intimidad saben  sí lo hicieron.  Pero los resultados de las escuelas donde está la pobreza más dura  no son preocupación ni motivo de atención.

 

  En la  Escuela 3, Santiago Bueras, establecimiento ubicado en barrio de pescadores y  campesinos de Puerto Natales,  en el Octavo Año, en la última  prueba Simce,  un noventa y dos por ciento (92%) de sus alumnos  “ no logra todos los aprendizajes esperados para Sexto Básico”. Elegí este dato al azar, pero es la realidad de nuestra educación municipalizada en una ciudad aislada,  de mucha deprivación  cultural por la lejanía de los centros del saber.

 

Vendrán Licenciaturas y fiestas para celebrar el término de la Enseñanza Básica. Para tan magna ocasión estarán papás ceremoniosos, peinaditos y encorbatados. Dejarán  sus labores en lejanos  golfos, canales y puestos ganaderos,  confiados que sus hijos han emprendido el camino que les permitirá ser superiores a ellos.

 

¡ Total todo está bien, si parece bien!