An error occured during parsing XML data. Please try again.

Contador

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy653
mod_vvisit_counterAyer1138
mod_vvisit_counterSemanal5010
mod_vvisit_counterMensual16850
mod_vvisit_counterTodos2125958

DESDE MI BALCON NATALINO: ESPERANDO LA CARRETERA AUSTRAL

Escribe: Ramón Arriagada

 

 

No tengo ninguna duda, los próximos años serán años de conectividad para los chilenos olvidados de los territorios de Magallanes.  Lástima que ello no sea producto de la toma de conciencia por parte de los gobernantes y del centralismo.  Es la sinergia o mejor dicho, el  salvar las vergüenzas,  por la desnudez mostrada frente a las pretensiones argentinas respecto del Campo de Hielo Sur.

 

 

 

Por un concepto muy primitivo respecto de políticas territoriales, los gobiernos concertacionistas, sin excepción,  fueron poco proclives aceptar las ideas y contenidos de las “fronteras internas” tan  proclamadas en tiempos de los teóricos del pinochetismo.  Incluso  Michelle Bachelet, formada en políticas de Seguridad Nacional, tanto en Chile como en  Estados Unidos, no mostró mayor interés en desempolvar sus apuntes del ramo de Geopolítica  y abordar el tema de nuestro abandono.

 

El año 2005 el Cuerpo Militar del Trabajo,  comienza a levantar injustificadamente su campamento, finalizando las obras del  Frente Sur de la Carretera Austral, logrando avanzar 42 kilómetros entre Punta Daroch y Bahía Talcahuano en la Península Antonio Varas frente a  Puerto  Natales. Es cierto,  los camineros militares debieron terminar el camino de la Cueva del Milodón a Torres del Paine, por incumplimiento de la  sociedad de la tierra,  que gracias a esa acción de fuerza,  hoy puede exhibir propiedad  sobre 32 mil hectáreas  a la entrada de nuestro Parque  Nacional.

 

A ello se refiere el senador por Aysén Antonio Horvath en un extenso reportaje de “ El Mercurio”  publicado el último domingo.  Los autores de la crónica  señalan  que esta ruta es crucial, pues  de acuerdo a su trazado iría bordeando todo el Campo de Hielo Sur.  Se trata de unir Aysén con Magallanes a través de 982 kilómetros;  en los últimos tiempos  registra un avance de tan sólo 3.5 kms por año.

 

Nosotros, como habitantes del día a día en Ultima Esperanza, también tenemos derecho de allegar  antecedentes a la causa. Es necesario saber,  de quién fue la mano negra, que desde una oficina en Santiago el año 2005, obligó a sumisas autoridades regionales a variar el trazado original  del camino Puerto Natales – Península Staines. La orden  fue  dirigirlo desde  Staines al Pueblito del  Serrano.

 

Con esperanza vamos viendo como toma fuerza  el sentir de esta  comunidad.  Cada día se van uniendo nuevas voluntades para que la Carretera  Austral llegue a Puerto Natales  y seguir siendo la puerta de entrada norte a la Región de Magallanes.

 

 Sigamos soñando natalinos.  Nadie nos puede negar ese merecimiento.